Blog Anoeta

Sobre el mundo de los animales, nuestro mundo...

  • Inicio
  • Blog
  • Por qué no dar dulces de Navidad a los perros

Por qué no dar dulces de Navidad a los perros

Con la Navidad llegan los excesos, las reuniones familiares, las comidas y las cenas con amigos, y viejos conocidos. Pero debes saber que las mascotas sufren exactamente lo mismo que tú. Está saliendo de la rutina durante dos semanas, lo que le trastorna y le produce cambios de humor. No solo sufre alteración en la rutina, sino que también lo hace en la alimentación, teniendo problemas de salud como empachos e intoxicaciones como los que sufrimos las personas.

Y es que Navidad es una de las fechas que más cargada de tentaciones está, con los dulces, turrones y mantecados. Al igual que para nosotros, estos dulces son malísimos para la salud de las mascotas.

Para que no te pases en estas fiestas y tengas cuidado, te explicamos tres motivos para no dar dulces navideños a tu perro:

Chocolate

El chocolate en cantidades mínimas no es tóxico para nuestras mascotas, pero debemos evitarlo por lo que contiene: teobromisa. Es una sustancia que se encuentra en la planta del cacao y resulta ser muy tóxica para los animales, ya que lo expulsan muy lentamente.

Grasa

El aporte extra de calorías vacías en los perros puede conllevar a la acumulación de grasa, al sobrepeso o a la obesidad. Los turrones, mantecados, polvorones y demás dulces están compuestos de este tipo de grasa que perjudica tantísimo a los perros. Además, estos animales que sufren de pancreatitis crónica puedes tener alguna crissi y cuadros de vómitos y diarreas.

Azúcar

Ocurre lo mismo que con las personas. Los dulces navideños tienen un montón de azúcar de más, lo que perjudica gravemente la salud del perro, sobre todo si este es diabético.

En los dulces específicos para perros se suele sustituir el azúcar por miel natural, que mejora el sistema inmunológico y es antibacteriana.

En definitiva, es recomendable que no le des ningún dulce navideño a tu perro. ¡Es mejor prevenir que curar!